La Audiencia Nacional ha archivado definitivamente la querella que un grupo de abogados próximos al PSOE interpuso contra Alcaraz por criticar la negociación de Zapatero con ETA durante la pasada legislatura. La Audiencia dice que las críticas estaban justificadas.

(Libertad Digital) En el auto del Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, los magistrados Angela Murillo Bordallo, Carmen-Paloma González Pastor y Juan-Francisco Martel Rivero, acuerdan el “sobreseimiento libre y archivo de las actuaciones en relación al delito de injurias contra los Altos Organismos de la Nación”. La querella fue interpuesta por un grupo de abogados próximos al PSOE denominados Asociación de Abogados Demócratas de Europa (ADADE). Según estos abogados, las críticas que realizó el ex presidente de la AVT al presidente del Gobierno por negociar con ETA constituían un “delito de injurias al Gobierno de la Nación”.

Ahora la Audiencia Nacional desestima que exista ningún tipo de delito y se inhibe a favor de los Juzgados de Instrucción de Madrid “por si los hechos fueran constitutivos de un delito de injurias contra el presidente del Gobierno”. No obstante, los magistrados entienden que “los hechos expuestos en la querella no son constitutivos ni del delito imputado ni de injurias al presidente del Gobierno”.

En las frases pronunciadas por Alcaraz que ADADE denunciaba “resulta acreditado no sólo que ninguna de ellas alude al Gobierno como institución estatal” sino que “las menciones al Gobierno aparecen en un segundo plano, más bien con la intención de incidir en su presidente”.

“En el conjunto de frases apuntadas no aparece ninguna expresión realmente ultrajante ni hay ningún descalificativo hiriente ni incluso las expresiones más fuertes están fuera del contexto en que se efectuaron”, dice el auto.

“Lo delicado, sensible e improcedente que resultó para la memoria de las personas realmente afectadas y representadas por el querellado la decisión política adoptada por el presidente del Gobierno, justifica, a criterio de esta Sala, la crítica realizada, pues no puede olvidarse que las expresiones realizadas no iban dirigidas a atacar el honor de quien tomó la decisión de la denominada “tregua”, sino a manifestar su desazón, su malestar, su indignación y la injusticia que suponía para la memoria de los afectados las decisiones políticas adoptadas por el presidente del Gobierno”.

ADHESIÓN AL MANIFIESTO “ETA FUERA DE LAS INSTITUCIONES”