Así de contundente se mostró Francisco José Alcaraz en una entrevista televisada en Intereconomía, quien abordó el 11-M, el caso del Faisán y la esperada sentencia del TEDH sobre la doctrina Parot.

REDACCIÓN VCT.- Ayer recogíamos en esta web la primera parte de una de las entrevistas más duras del presidente de Voces Contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz. En ella, se pronunció sobre el histórico terrorista de ETA que se encuentra fugado de la justicia, Josu Ternera; sobre la política antiterrorista del Gobierno de Mariano Rajoy y el proceso de negociación iniciado por el Gobierno de Zapatero con la banda terrorista, y sobre el atentado más sanguinario de la democracia española: el fatídico 11-M.

En su segunda parte, Francisco José Alcaraz se refirió al fallo del TEDH que en breve emitirá sobre la ‘doctrina Parot’ como “una cuestión que no debe preocupar a los españoles”. Alcaraz matizó que España es un país soberano que no tiene cedidas las competencias de justicia a ningún organismo europeo. En este sentido, recordó que la sentencia que fallará el Tribunal de Estrasburgo “no es vinculante ni de obligado cumplimiento”, por lo cual “El Gobierno de Mariano Rajoy no puede escudarse en una hipotética derogación de la doctrina pues, de hacerlo, estaría siguiendo la hoja de ruta marcada por la banda terrorista ETA”.

Sobre el caso Faisán, que supuso la mayor conculcación del Estado de Derecho, Alcaraz señaló que “tanto el PSOE como el PP se encuentran en la misma mesa degustando el Faisán”, añadiendo que “la traición formaba parte del proceso de negociación que, de no haberse consumado, habría hecho tambalear el proceso”. El presidente de Voces Contra el Terrorismo afirmó, además, que “el silencio y la inacción del Gobierno de Mariano Rajoy sobre este caso que tanto denunció en la oposición, se debe a un pacto que busca la ocultación de hechos que puedan molestar a la opinión pública y la desactivación de los movimientos cívicos que molesten al Gobierno”.

El momento más duro de la entrevista llegó al recordar el sacrificio y la muerte de su hermano y sus dos sobrinas. Alcaraz lamentó la pasividad de la sociedad española ante la humillación constante que sufren las víctimas del terrorismo y reconoció sentirse avergonzado por “cómo los españoles se muestran impasibles ante todo lo que está ocurriendo en materia antiterrorista”. El presidente de Voces Contra el Terrorismo llegó a declarar que la muerte de sus familiares “parece haber sido en vano” . Una pérdida tan dolorosa por un país que actualmente considera “indigno” y concluyó que “hoy los españoles no merecen el sacrificio de mi hermano y de mis sobrinas”.

“Me he dejado todo en el camino por España, incluso mi vida personal, por defender esta causa y mantener enarbolada la bandera de la Memoria, la Dignidad y la Justicia de las víctimas del terrorismo”, aseveró emocionado y afectado visiblemente por aquel tristísimo recuerdo.

Alcaraz continuó señalando que “La Rebelión Cívica se ha quedado huérfana. Nos hemos quedado sin los apoyos en los medios de comunicación y en la clase política” pero, a pesar de ello, expresó su intención de continuar en la lucha, “solo o acompañado, ya sean cien o cincuenta mil los que nos sigan”.

Por último, Francisco José Alcaraz afirmó que “No podría dormir si no hubiese hecho lo que hice durante las legislaturas de Zapatero y lo que hago a día de hoy con el Gobierno de Mariano Rajoy, manteniéndome firme por la memoria de las víctimas del terrorismo”.