El presidente de Voces Contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, reclama en un artículo que reproducimos a continuación, saber toda la verdad sobre aquél fatídico día 11 de marzo de 2004. Recuerda que quienes llevan años exigiendo conocer toda la verdad, como VCT, piden hoy más que nunca, “que se esclarezca todo lo ocurrido en aquellos atentados que acabaron con la vida de 192 personas y dejaron heridas a más de 2.000.

“Queremos saber”: Una afirmación que cambió el rumbo de España. Un golpe a nuestro sistema democrático que pretendía dar un cambio de régimen. Lo más grave es que se sustenta en 192 asesinatos y centenares de heridos.

A los nueves años de aquella masacre utilizada hasta la extenuación para sacar rédito político, hoy quienes lanzaban aquellas proclamas de “queremos saber” en múltiples manifestaciones, han dejado en evidencia que sus verdaderas intenciones eran el uso partidista del dolor y la sangre derramada.

Ni los casi mil asesinatos de ETA dosificados poco a poco en 40 años, ni la masacre del atentado del 11 M, han cambiado a una sociedad, la española, que está enferma  y carente de valores y principios, principalmente el de la justicia. Soy consciente de la dureza de mis palabras, pero aún así no reflejan en sus dimensiones la desazón y decepción que sufrimos las víctimas del terrorismo sobre aquel 11 M del 2004 y hoy 11 M del 2013, que seguimos queriendo saber toda la verdad.

He vivido junto a muy pocas personas valientes que siempre hemos tenido presente  el 11-M en nuestras declaraciones o en las manifestaciones convocadas. Los ataques mediáticos, políticos y personales por no olvidar lo inolvidable, como bien dijo en una ocasión mi gran amigo Gabriel Moris, han sido incesantes.

Hoy, y a pesar del precio que he tenido que pagar, lo volvería hacer, por dignidad y especialmente porque creo que los 192 asesinados merecen la justicia que este país, unos por acción y otros por omisión, no quieren darles.

Son muchos los españoles que decían que en aquel 11M todos íbamos en  los trenes; es cierto, pero unos pagaron incluso con su vida y otros aprovecharon tan trágico hecho para sus beneficios de distintas índoles. Los españoles no son conscientes que con hechos como este, hemos dejado en evidencia lo frágil que es nuestra democracia y, por ende, nuestra libertad. Pues al no dar respuestas a las justas preguntas que aún se hacen  las víctimas de aquel atentado, estamos marcando el camino a quienes de nuevo pretendieran utilizar el terrorismo como arma electoral para dar de nuevo un golpe de régimen.

Hoy serán muchos los actos que se conmemorarán por toda España  e incluso en Europa, al ser también el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo. Después de 9 años, me he dado cuenta que la mayoría de esos actos oficiales son simples intentos de lavados de conciencias porque durante el resto del año procuran obviar el tema, otros son simplemente actos protocolarios que se suman año tras año en las agendas políticas como una obligación más.

Las víctimas del terrorismo queremos más justicia y menos flores y música que sirven para tapar  el hedor y los gritos de los que hoy nueve años después seguimos diciendo: QUEREMOS SABER TODA LA VERDAD, JUSTICIA.

Francisco José Alcaraz