El presidente de Voces Contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, muestra su indignación ante las informaciones que apuntan a la financiación con dinero público de Sortu a los abogados de la etarra Inés del Río, y exige su ilegalización inmediata.

Madrid, 12 de marzo de 2013.- Según se ha podido conocer en el día de hoy, la formación política de ETA -Sortu- ha contratado un prestigioso bufete de abogados escocés para defender a la etarra más sanguinaria de la historia de la banda terrorista, Inés del Río. La minuta asciende a más de 68.000 euros y está costeada a través de la financiación pública que recibe la marca blanca de ETA.

El presidente de Voces Contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, manifiesta su repulsa ante lo que considera “una nueva humillación a las víctimas del terrorismo y a todos los españoles“. Para Alcaraz, “la financiación de ETA a través de Sortu es una prueba más de que dicha formación es el brazo político de ETA, cuestión que el Gobierno parace desoír”. En este sentido, Francisco José Alcaraz advierte que el Gobierno deja clara “su nula voluntad de ilegalizar el brazo político de la banda terrorista ETA, traicionando una vez más a las víctimas del terrorismo y a todos los españoles”.

Alcaraz recuerda que “el Gobierno de Mariano Rajoy prometió en campaña electoral, por activa y por pasiva, para captar los votos de los ciudadanos, la ilegalización de las marcas blancas de ETA“, al tiempo que añade que “la política antiterrorista que está desarrollando el actual Gobierno es una continuidad de la iniciada por Zapatero, manteniendo de forma soterrada el proceso que el PSOE y ETA pactaron”.

El presidente de VCT insta a la ilegalización inmediata de las marcas blancas de ETA que “una vez más han demostrado formar parte de la banda terrorista”. De esta forma, pide que se utilicen los instrumentos necesarios del Estado para impedir que los terroristas “sigan siendo subvencionados con el dinero público de todos los españoles”.

Voces Contra el Terrorismo recuerda que Inés del Río, perteneciente al Comando Madrid y compañera del terrorista De Juana Chaos, fue condenada a más de 3.200 años de cárcel por su participación en 23 asesinatos consumados y otros 57 en grado de tentativa. Además, del Río debe al Estado la friolera de 6,5 millones de euros en concepto de responsabilidad civil.