VICENTE ROMERO GONZÁLEZ-CALATAYUD asesinado el 12 de junio de 1985 en Madrid

JUAN GARCÍA JIMÉNEZ asesinado el 12 de junio de 1985 en Madrid

ESTEBAN DEL AMO GARCÍA asesinado el 12 de junio de 1985 en Madrid

JOSÉ MILLARENGO DE BERNARDO. asesinado el 12 de junio de 1985 en Madrid

ANDRÉS MUÑOZ PÉREZ asesinado el 12 de junio de 1991 en Madrid

VALENTÍN MARTÍN SÁNCHEZ asesinado el 12 de junio de 1991 en Madrid

El 12 de junio de 1985 la banda terrorista ETA asesinaba,en menos de cinco horas, a cuatro personas, tres de ellas en Madrid y una en Portugalete (Vizcaya). Ese fue un día histórico en el que España firmó el Tratado de Adhesión a la Comunidad Económica Europea, y ETA quiso que fuese recordado por otros motivos.

La espiral de asesinatos se inició en torno a las diez de la mañana, cuando el sanguinario Iñaki de Juana Chaos, acompañado por los no menos sanguinarios Juan Manuel Soares Gamboa y Belén González Peñalva, tiroteaba al coronel del Ejército VICENTE ROMERO GONZÁLEZ-CALATAYUD y a su chófer, el funcionario civil contratado por el Ministerio de Defensa JUAN GARCÍA JIMÉNEZ. Minutos más tarde, los asesinos estacionaban el automóvil utilizado en la huida en la segunda planta del aparcamiento de El Corte Inglés de la avenida de Felipe II. Los terroristas habían colocado en su interior una potente bomba-trampa. En el intento de desactivación de la misma falleció el miembro del Tedax de la Policía Nacional ESTEBAN DEL AMO GARCÍA, y quedó herido de gravedad su compañero Gerardo Puente. Otros siete policías nacionales resultaron con heridas leves, intoxicados por la nube de humo que provocó el estallido del coche dentro del aparcamiento. Pocas horas después de que ETA hubiese sembrado de luto Madrid, la banda asesinaba en Portugalete al brigada de la Armada JOSÉ MILLARENGO DE BERNARDO.

Poco antes de las diez de la mañana, el coronel Vicente Romero González-Calatayud salió de su domicilio, en la calle General Oráa de Madrid, para que le recogiera su chófer, Juan García Jiménez. En el momento en el que el militar cruzaba entre dos vehículos, De Juana Chaos se acercó a él y le disparó tres veces. Dos de las balas le alcanzaron en la cabeza. El sanguinario etarra se volvió entonces hacia el chófer, y le disparó hasta en siete ocasiones.Pocos minutos después, los terroristas abandonaron el vehículo, cargado de explosivos, en la segunda planta del aparcamiento de El Corte Inglés de la avenida de Felipe II.

Esteban del Amo y Gerardo Puente fueron los Tedax encargados de enfrentarse a la bomba colocada en el coche.El cuerpo de Esteban quedó destrozado ya que recibió todo el impacto de la onda expansiva e hizo de parapeto, evitando la muerte de su compañero.

Vicente Romero González-Calatayud era de La Puebla de Montalbán (Toledo) y tenía 55 años. Casado con María Josefa García-Tenorio Valmaseda, tenía cuatro hijos, con edades comprendidas entre los diecisiete y los veintisiete años. El coronel era diplomado en Derecho Administrativo Militar, y cuando fue asesinado realizaba funciones de asesor jurídico en la Dirección General de Infraestructuras del Ministerio de Defensa.

Juan García Jiménez tenía 27 años. Era natural de San Pablo de los Montes (Toledo), y se había incorporado como chófer del Ejército como funcionario civil contratado el 1 de enero del año en el que fue asesinado. Estaba casado con Rosario García González y tenía una hija de tres meses.

Esteban del Amo García tenía 35 años. Era natural de Segovia, estaba casado y tenía dos hijas de corta edad. Desde cinco años antes de su asesinato pertenecía al equipo de artificieros de la Policía Nacional.

Pocas horas después del triple asesinato en Madrid, el mismo 12 de junio de 1985, la banda terrorista ETA acababa con la vida de José Millarengo Bernardo en Portugalete (Vizcaya). Un etarra lo abordó por la espalda cuando el brigada volvía a su domicilio, después de acabar su jornada laboral en la Comandancia de Marina de Bilbao. Eran aproximadamente las 15:00 horas y Millarengo caminaba a pie por el barrio de Repelaga de la localidad vizcaína cuando el etarra le pegó un tiro en la nuca que acabó con su vida.

José Millarengo de Bernardo, de 42 años de edad, era natural de Villamayor (La Coruña) y llevaba siete años en Bilbao. Estaba casado y tenía dos hijos, de 15 y 16 años.

El 12 de junio de 1991 el subinspector del Cuerpo Nacional de Policía ANDRÉS MUÑOZ PÉREZ y el agente VALENTÍN MARTÍN SÁNCHEZ, ambos artificieros, resultaron muertos cuando trataban de desactivar un paquete-bomba enviado por la banda terrorista ETA, localizado en un almacén de la empresa Servitrans en el barrio de Vallecas. El paquete-bomba iba inicialmente destinado al presidente de Construcciones Atocha S.A., Jesús Gallego. La empresa era una de las adjudicatarias de la autovía de Leizarán, a cuyo trazado se oponía ETA por su supuesto impacto medioambiental.

Valentín Martín Sánchez tenía 38 años cuando fue asesinado por la banda terrorista ETA. Estaba casado y tenía dos hijos de 9 y 6 años. Era natural de Grimaldo (Cáceres).

Andrés Muñoz Pérez era de Navaluenga (Ávila), donde fueron enterrados sus restos mortales. Tenía 51 años, estaba casado y era padre de seis hijos, con edades comprendidas entre los 24 y los 5 años. Llevaba treinta años de servicio, la mitad de ellos en los Tedax, pero no tenía pensado pasar a segunda actividad, pues había muchos hijos a los que sacar adelante.